Mi mamá es una housekeeper

Mi mamá es una housekeeper cuenta la historia de una mamá que es la heroína de la limpieza. Es la gloria del oficio, la poesía de lo cotidiano y la simpleza de lo que es verdaderamente grande: el amor.

Un niño cuenta las aventuras de su mamá salvando el día de los gérmenes, los virus y el monstruo del inodoro. 

Ilustrar mi mamá es una housekeeper fue un viaje propulsor. No sabía que podía ilustrar así, con esa pasión. No sabía que podía maquetar un libro en Illustrator así, como si fuese el oficio de años de mi vida. No sabía que podía pelearme con Amazon día y noche para que subiera el libro así, tan crudamente. 

Todo fue aprendizaje y ganancia. Mi mamá es una housekeeper me enseñó más de lo que trae dentro de sus mágicas páginas, me enseñó a perseverar y aquí está el resultado de un año y tres meses de trabajo.